Tradición Hoguera de San Juan

mujersol

Cada 23 de junio son en las Islas Canarias Las Hogueras de San Juan, que no es una tradición cristiana en absoluto. Aunque lleve el nombre de un apóstol.

Las hogueras es una parte más de la continuidad del solsticio de junio que se ha celebrado por más de 30.000años. En este primer mes del verano, se veneraban muchos aspectos. Dejando pasar por alto, que mientras para unas culturas La Sol era femenino, para otras era masculino.

Pero vamos a resumir que durante varios días se honraba al Sol justo desde aproximadamente 20-21 junio. Esto se sabía porque se medía con Pirámides, en el caso de las culturas que utilizaran este método, ejemplo: Guanches, Egipcios, etc. y otros con Menires o grandes rocas como Stonehenge, en Inglaterra.

Así sabían que el día más largo del año en el Hemisferio Norte y el día más corto en el Hemisferio Sur era justo coincidiendo en estas fechas, contados también con la ayuda de sus calendarios lunares.

Observamos que a pesar de la distancia de los continentes, la sincronización de esta celebración biológica y pagana con objetivos básicamente son siempre los mismos.

  • Honrar al astro Sol en gratitud por su energía dadora de vida en muchos países de Sudamérica, Europa, Países del Este…etc.
  • Ofrendar a la Tierra por la maduración de los frutos en el verano en muchos pueblos del Este: Lituania, Letonia, Bulgaria, Serbia, Moldavia, Sarajevo, Croacia…etc. y en las Islas Canarias en el Océano Atlántico Africano.
  • Celebrar la entrada del año nuevo. Los habitantes guanches de las Islas Canarias era el comienzo del primer día del calendario.
  • En muchas tribus: Era el encuentro de pareja (apareamiento) propicio en estos meses donde no escaseaban los alimentos una vez nacidas las flores, madurado los árboles y más horas de sol más adecuadas para el sistema hormonal en hombres y mujeres y abundancia de pescado, marisco, fruta…etc.
  • Otras culturas que celebran fiestas por el astro Sol eran: Mesopotámicos, Egipcios, bálticos, griegos, Muiscas, los Selknam; en gran parte de Europa: etruscos, celtas, germanos, Franceses, Ibéricos, los Canarios…etc. sin olvidar al continente Africano cuna mayormente de todos estos rituales extendidos por todo el planeta a través de la migración de los Homosapiens y\o su fusión o hibridación con otras razas en la Tierra menos o más desarrolladas en herramientas y cosmología como los Neandertales, entre otros antiguos primitivos también antecesores.
  • Y llegamos a hoy en día, como un rascuño de aquellas tradiciones,  nos queda el Solsticio junto con la Noche de la Hoguera de San Juan ya desvirtuadas por el desconocimiento de la cultura propia de los pueblos, que han sido masacrados, expoliados y conquistados. Sin nombrar, obligados a olvidar su lengua, sus dioses, su cultura. Se trata de hacer una hoguera y quemar un espantapájaros que representa a San Juan y que sin duda, era una rebelión de los pueblos hacia la religión impuesta. Y que luego se incorporó en la tradición pagana. Hoy en día con las tendencias cada vez más abiertas a formar parte de otras religiones y tendencias espirituales, se sigue encendiendo las hogueras y se ha añadido a esta tradición el bañarse en el mar pasada la media noche. Que no es otra cosa, si no un resquicio de la tradición de purificar nuestros cuerpos para acicalarse y prepararse para el encuentro de pareja. Costumbre que había en esta época del año para menesteres del apareamiento.

Reivindicando desde aquí el volver a sentarnos alrededor del fuego, el gran viejo Abuelo de la Tierra, entrar en su éxtasis meditativo en comunión con su elemento ígneo. Escucharle y dejarnos consagrar en silencio y confidencialmente. Pedirle que nos prepara para un verano prometedor y fértil. Nos bendiga y guarde nuestra Salud y de nuestra familia por siempre. El baño de mar es recomendable hacerlo por la mañana ese mismo día antes que caiga el sol o bien al siguiente día por la mañana muy temprano cuando aun la marea esta baja.

Recordemos que no es una fiesta sin frenesí. Es para recogernos, reconfortarnos. Conocernos y abrazarnos por haber superado nuestras etapas, nuestros conflictos, nuestros retos. Para pedir por nuestra vida y la de la manada a la que pertenecemos.

Autora: Esther Siverio Cruz

13516695_10209420583421472_676853988557061873_n

Deja un comentario