I love you cáncer

Los pacientes de cáncer ignoran que la quimioterapia no cura el cáncer

Los principales investigadores médicos están empezando a admitir que los fármacos tóxicos de quimioterapia no hacen absolutamente nada para curar el cáncer y con frecuencia son la causa de que los pacientes de cáncer mueran mucho más rápido de lo que lo harían sin seguir el llamado “tratamiento”. La Dra. Deborah Schrag, del Instituto Dana-Farber de Boston y sus colegas dejaron salir al conejo fuera del sombrero en un reciente estudio que publicaron en la revista New England Journal of Medicine (NEJM), que reveló que la mayoría de los pacientes con cáncer no tienen idea de que su enfermedad nunca será curada con la quimioterapia.

De acuerdo con los resultados del estudio, hasta un 69 por ciento de los pacientes terminales de cáncer de pulmón y el 81 por ciento de los pacientes con cáncer colorrectal en fase terminal no tiene ni idea de que los fármacos de quimioterapia son completamente incapaces de curar su cáncer. A pesar de que se dice que pueden ayudar a algunos pacientes con cáncer a vivir una vida un poco más larga, la quimioterapia ciertamente no detiene el crecimiento o la propagación de las células cancerosas y los tumores, lo que significa que muchos de los pacientes que optan por el tratamiento no se les dice la verdad sobre sus graves defectos.

“Aqui se hace mucho daño por carecer de pacientes que entiendan la finalidad de la enfermedad”, dijo el Dr. Hossein Borghaei, oncólogo del Fox Chase Cancer Center en Filadelfia, quien no participó en la investigación. “[Los medicamentos quimioterapéuticos] son ​​muy poderosos, tienen una gran cantidad de efectos secundarios, la quimioterapia te daña más de lo que te ayuda, y de hecho puede acortar tu vida. Todo esto debe ser tomado en cuenta”.

Las declaraciones del Dr. Borghaei son escalofriantes, ya que afirma lo que hemos estado diciendo aquí en Natural News desde hace bastante tiempo – que la quimioterapia no es más que una farsa de “tratamiento” que somete a los pacientes con cáncer innecesariamente al dolor y al sufrimiento al tiempo que la industria del cáncer se enriquece. Y tal vez la parte más inquietante de esta forma ahora normalizada de charlatanería médica es que los oncólogos no suelen revelar a sus pacientes el hecho de que la quimioterapia ni siquiera cura el cáncer, lo que les da falsas esperanzas.

La quimioterapia provoca más casos de cáncer y disminuye las posibilidades de supervivencia de los pacientes

Otro dato importante de esta realidad que a menudo se deja fuera de las discusiones de los oncólogos con sus pacientes es que los pacientes que sobreviven de alguna manera a su cáncer después del envenenamiento de la quimioterapia lo hacen a pesar del tratamiento, y no gracias a él. El envenenamiento del cuerpo con productos químicos que se hace a través de la quimioterapia sólo termina por destruir el sistema inmune y provoca el fallo de los órganos corporales, lo que obviamente reduce la vida útil en lugar de alargarla.

En agosto, se reveló que la quimioterapia en realidad fomenta el crecimiento de las células cancerosas, lo que contradice muchas décadas de desinformación médica que continúa alegando que la quimioterapia tiene como objetivo la destrucción de las células cancerosas. En otras palabras, cualquier posibilidad de recuperación que pudiera tener el cuerpo es prácticamente eliminada como resultado de la quimioterapia, ya que el tratamiento destruye literalmente nuestros factores inmunes contra el cáncer.

“[T]radicionalmente las terapias (del cáncer) como la cirugía, la quimioterapia y la radiación no destruyen el pequeño número de células que impulsan el crecimiento del cáncer”, dijo la Universidad de Michigan (UM) Comprehensive Cancer Center recientemente, tras la publicación de varios otros estudios que muestran que los tratamientos contra el cáncer convencionalmente aceptados son un completo fracaso. “En lugar de tratar de matar todas las células de un tumor con quimioterapia o radiación, creemos que sería más eficaz utilizar tratamientos dirigidos directamente a las células madre del cáncer …”.

Articulo: Jonathan Benson

I love you Cancer with Esther Siverio Cruz

Hola,

Soy Esther T. Siverio Cruz, chamana y guía. Me dedico a ayudar a las personas a darse cuenta de muchas cosas en sus vidas. Con ello ganan recuperar la felicidad, la libertad, la fuerza, el enfoque, la salud…etc. Te propongo la siguiente actuación basándome en tantos años de experiencia y sabiendo que la sencillez es la madre de la sabiduría. Partamos, antes que nada, del hecho histórico que la humanidad ha estado sumida bajo el yugo de los que nos conquistaron, de los que nos gobernaron e impusieron sus ideologías, rompiendo nuestra pacífica y extática forma de vidas . Y para ellos fue necesario mantenernos ignorantes. Y por fortuna, los que tenían el conocimiento mínimo, cayeron en el ego y la medicina y la ciencia dejó de evolucionar. Dejó de ser interpretada abiertamente desde otros ángulos mas esotéricos y metafísicos. Y todo este entendimiento era exclusivo de grupos secretos. Con todo esta sopa de manipulaciones, hoy en dia somos el resultado en una generación autómata, dominada como ovejas, exceptica y enferma.

Sin embargo, aleluya!! contamos con suficientes herramientas para salir de ello. Tratando despertar nuestra mente entontencida, envenenada y cancelada.  Recuperar nuestro potencial y salud. Y es sencillo.

Y aquí va:

Dite a ti mism@ todos los dias durante el tiempo que creas necesario, sentad@a en meditación o cuando vayas en el tren, en el autobús, en el coche, e incluso podrías grabarlo en un audio y escucharlo antes de irte a dormir o mientras cocinas o en el trabajo o al levantarte mientras toma la ducha o desayunas. Es una simple frase sencilla:

Te amo cáncer, te amo, cáncer,  Te amo cáncer, te amo, cáncer,  Te amo cáncer, te amo, cáncer,  Te amo cáncer, te amo, cáncer,  Te amo cáncer, te amo, cáncer.

Con ello consigues dejar de tenerle un miedo que nos han impuesto y declarado a Muerte. Olvídate de ello y te aseguro que no es verdad!!!

Practica y practica!!!

Articulo: Esther T. Siverio Cruz